Creative Commons

jueves, noviembre 19, 2009

Inglourious Basterds


Una felicitación.

Quizá sea la emoción lo que me hace aplaudir a la mejor dirección que he visto de Tarantino, pero no me crean mucho, no he visto todas sus películas y sólo alguien que las haya visto todas, podrá dar su opinión y se le dará el peso merecido, aún así, puede que Tarantino sea el único que decida si Inglourious Basterds es su mejor dirección o no.


Spoilers... Salten el siguiente párrafo si no quieren saber nada, nadita.


La verdad no podría seleccionar una escena como favorita, tooodas me gustan mucho, pero hay unas que me gustan más, como la del bar o la de la casa de Shosanna, o en el restaurante, cuando le piden a Shosanna que preste su cine. Híjoles... o aquella cuando sale Mike Myers, esa escena me recuerda mucho a la de la capilla en Kill Bill.


Tarantino se pega (dada la historia) a otros estilos cinematográficos y lo logra a la perfección, mientras que no deja de derramar aquél estilo tarantiniano de su "movie movie": Kill Billl, tanto con la dirección, como con la introducción de los capítulos y, cómo olvidar los diálogos largos de un spaghetti western pero en una parte de nazilandia.

En cuanto a la historia y el cómo aborda a los personajes uno a uno, para los que estamos familiarizados con su trabajo anterior, tampoco nos parecerá nuevo, sin embargo, en cuanto a la historia...

O historias... si quitáramos a los Bastardos Sin Gloria en la historia, quizá (y sólo quizá) sólo nos quedaríamos con el pequeño problema de cambiar el título, a mí gusto lo mejor manejado gira en torno a La Historia de Shosanna, lo demás es complementario y espero que no mal interpreten mis comentarios, pero ha hecho de Inglourious Basterds, lo que no hizo en Kill Bill, que es dos guiones en uno.

Inglorious Basterds
por su lado son estos matones de nazis, que es donde muchos esperábamos ver ese exceso de derrame y salpicadero de catsup, pero (como me recomienda una persona muy querida) no esperes nunca nada de nadie y siempre te sorprenderás.
Es difícil en este caso.

La Historia de Shosanna
es simplemente magnífica (ésta sí no me la esperaba, con todo y que ya había leído la sinópsis).
Se agarró con buen atino de la "historia" para escribir un buen guión enfocado en la vengaza (platillo fuerte de Tarantino), pero no la venganza de cualquier persona, si no la venganza de una mujer ante una figura masculina, y qué tipo de mujer nos presenta, nada más y nada menos que una elegante, guapa, joven y sutil mujer francesa.

Aquí es donde creo que ha hecho un excelente trabajo, en general es una historia firme, una historia tarantiniana, pero creo que cuando deja de presentar al espectador (fanático) sus elementos regulares como una copa llena de sangre que debemos tomar rápido para saciar nuestro antojo, el guión (ya dada su firma o un aviso) se convierte en un guión maduro y no se puede pedir más.

Uno no espera que Tarantino deje su estilo, es un estilo que se ha alimentado a lo largo de tantos años que ya ahora es un opulento estilo Tarantiniano, su firma única, pero no está demás decir que las historias sí pueden cambiar con mayor facilidad y este es el caso de La Historia de Shosanna, pero bueno... el chiste de la historia era matar a cuantos nacionalsocialistas se pudiera y eso lo ha logrado muy bien.

Me gustaría extender mi comentario para hablarles sobre las excelentes actuaciones, pero las palabras sobran, simplemente puedo decir que han sido actuaciones maravillosas.

----

Recomendaciones para ver la película.
Si no vas con alguien a quien le guste el trabajo de Tarantino, mejor ve solo.
Lo mismo para el día...
Si vas a ir en miércoles de boleto más barato y no tienes problema con que el fulano de al lado esté al teléfono celular, o que la mona de adelante haga su teatrito de brincar a los brazos de su amado para no ver el despelleje del cuero cabelludo, o si aguantas que una parejita de idiotas llegue tarde y se pongan en medio de la pantalla en la escena de la casa de Shosanna, puedes ir el miércoles.
Si no aguantas todo esto, te recomiendo ir el jueves o de plano el lunes.
Ah! y las palomas no son necesarias, Tarantino es un platillo que sabe mejor frío.

Ciao, ciao...

1 comentario:

Crazy Lucy dijo...

Sí, sí la volvería a ver.